17.1.11

Believe.


Me gustar estar al lado del camino, me gusta pensar que la vida es un gran cuento... escrito por un gran creador, este creador sueña para nosotros aventura, lugares exóticos, amores únicos; nosotros cual actores, solo debemos entregarnos a ese gran cuento y fluir. A veces el creador complica la trama, nos pone situaciones extremas, me gusta pensar que todo tiene un sentido, un 'para qué'. El arte trabaja con claro-oscuros, para que exista la luz se necesita la oscuridad, para valorar la alegría se necesita la tristeza. Nos cuesta aceptar las maravillas que el creador nos regala, buscamos la felicidad pero no creemos en ella, le miramos los dientes al caballo regalado e interferimos en el cuento. Hay que aceptar el rol que el creador nos da en su cuento... y ocuparlo, porque ese rol es el mejor para nosotros, y amigados con el cuento saber que avanzamos hacia un final feliz, el creador ama los finales felices. Si nos entregamos al creador y permitimos que cuente su cuento a través nuestro, nos llenará de maravillas, habrá cada día un final feliz, sólo nos pide a cambio que demos testimonio de su cuento, que dejemos un legado para los que vendrán y seguirán este cuento eterno.
MUCHOS
DÍAS
FELICES
Por eso. . .
William Shakespeare decía: Siempre me siento feliz, ¿sabes por qué? Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso ámala, se feliz y siempre sonríe, Solo vive intensamente.




1 comentario:

Sofía dijo...

Me gustó mucho la entrada , y si tenemos que aceptar el rol que nos tocó y vivir la vida como si fuera un cuento :) Te sigo , espero que tu lo hagas también si te gusta mi blog :D besito.-